SOBRE MI

Observador y con inquietudes de aprender y probar. Seguramente estas características definen mi carácter y forma de trabajar. Ya desde siempre, los oficios han despertado en mi interés y curiosidad y me han marcado un camino de aprendizaje y respeto para los trabajos que requieren de procesos vinculados a crear con las manos. Y me ha permitido acercarme a los materiales, a sus características y a las posibilidades que ofrecen. El trabajo con la madera, la forja del hierro y finalmente el contacto con la cerámica me ha sumergido en estos maravillosos instantes donde el pensamiento se transmite a través de las manos para trabajar el material y convertirlo en la idea imaginada. Y es especialmente en la cerámica donde encuentro una especial conexión entre hombre y materia. Seguramente sea por el contacto directo de las manos con la tierra y la plasticidad que ofrece este material, que permite darle forma mientras uno siente el contacto con la tierra. Contacto que se traduce en sensibilidad y respeto hacia el material.

Me especializo en el trabajo al torno, elaborando piezas decorativas. Y en acabados que descienden de técnicas milenarias llevadas a piezas con carácter contemporáneo.

Soy licenciado en Ingeniería Industrial y actualmente, además de dedicarme a la cerámica, estoy cursando los estudios de arquitectura. Estos estudios me ayudan a la reflexión y observación del entorno y las intervenciones humanas sobre éste, a los espacios, volúmenes, materiales, texturas, etc., que me permiten sinergias entre la arquitectura y la cerámica. Y a valorar, cada vez más, la importancia del material en si mismo, en la esencia.